Guía para contratar posts patrocinados y menciones en redes sociales

Para recibir la mayor cantidad de tráfico de calidad desde Google, tu sitio web debe aparecer dentro de los tres primeros resultados de sus búsquedas. Decirlo siempre resultado más fácil que hacerlo, pero todo comienza con una pregunta clave:

¿De qué manera Google califica los sitios web para posicionarlos en sus búsquedas?

La respuesta corta es que nadie lo sabe con exactitud. Google guarda esta información con muchísimo celo. Sin embargo, a través de millones de pruebas se ha logrado entender el funcionamiento de este proceso y, pese a sus actualizaciones, también se han logrado definir estrategias y acciones para aprovecharlo.

A una de esas tantas estrategias se la conoce como ‘link building’ y es justamente a la que me referiré en esta guía.

Esta nota en video

¿Qué es el link building?

Son acciones que buscan construir la mayor cantidad de enlaces entrantes a un determinado sitio web. Esto tiene lógica ya que Google entiende que si muchos sitios enlazan a otro en particular, éste último tiene mucha importancia y le da prioridad para aparecer en sus resultados.

Pero no todos los enlaces sirven. La idea es obtenerlos de sitios que realmente sean importantes. La principal métrica para determinarlo es el ‘PageRank’ de Google, que mide la relevancia de un portal a partir de sus enlaces entrantes y salientes en una escala de 0 a 10.

El objetivo de las acciones de link building, entonces, es obtener la mayor cantidad de enlaces entrantes desde sitios web con PageRank alto, evitando a toda costa aquellos que se realicen desde páginas con baja reputación, granjas de enlaces, con contenido ilegal o que realicen acciones que confundan al usuario.

¿Por qué comprar posts patrocinados y menciones en redes sociales?

En lo que tiene que ver con los posts patrocinados, el principal beneficio viene del posicionamiento. Si se ha realizado un intercambio de enlaces entre dos sitios seguros, confiables, con contenido propio y no duplicado; el beneficio no se limitará únicamente a lograr mejores posiciones en los SERPs, sino que los usuarios podrán disfrutar de contenido con más relevancia.

Las menciones en redes sociales, por otro lado, no afectan el posicionamiento. Y si bien esto ha sido aceptado por Google, no quiere decir que no tengan beneficios indirectos tales como:

  1. Generación de tráfico
  2. Elevación del engagement
  3. Construcción de marca y awareness
  4. Apertura o cimentación de operaciones en nuevos territorios
  5. Posibilidad de nuevos negocios

¿Este tipo de servicios son legales?

En una respuesta simple y concreta: son legales.

Sin embargo, su aprovechamiento de forma irregular podría afectar el posicionamiento, propiciando penalizaciones o el bloqueo definitivo por parte de Google. Ejemplos de estos casos los hay por miles, pero por regla general deberíais mantener distancia de:

  • Granjas de enlaces, que son sitios web muy parecidos a los de afiliados, donde solo se publican enlaces sueltos, sin contexto o contenido de valor asociado.
  • Sitios web con contenido pornográfico o sexual, de apuestas, de descargas sin derechos, que promuevan el racismo, el odio u otras acciones ilegales.
  • Portales que engañen al usuario. Por ejemplo, que debajo del botón para cerrar un popup se encuentre otro que busque recolectar ‘Me gusta’ en su fanpage.
  • Ni que decir de aquellos que realizan estafas o ventas falsas.

Consideraciones e índices a tomar en cuenta antes de contratar posts patrocinados o menciones en redes sociales

Todas las plataformas que venden o intercambian este tipo de servicios tienen asociados varios índices (KPIs) para determinar la relevancia y seguridad de un sitio web o perfil social. Los siguientes son los más comunes y se los puede calcular en CheckPageRank y Small SEO Tools.

PageRank (PR)

Métrica creada por Google para determinar la relevancia de un sitio web. Se la calcula en base a la relación de enlaces entrantes y salientes y tiene una escala del 0 al 10 (siendo 0 el valor más bajo).

Domain Authority (DA)

Este factor se calcula de 0 a 100 y combina los enlaces totales, mozTrust, mozRank y otros índices. Determina qué tan fácil es para un dominio el posicionarse en las primeras posiciones de un resultado de búsqueda.

Para dar algo de contexto, Moz es la comunidad de SEO más grande del mundo. Sus servicios, cálculos y estudios tienen una gran relevancia y son considerados estándares en la industria.

Page Authority (PA)

Este KPI funciona exactamente igual al anterior, pero su cálculo solo afecta a un determinado URL, mientras que el ‘Domain Authority’ (DA) lo hace a nivel de dominio, con todos sus subdominios incluidos. También se lo mide de 0 a 100.

Tráfico y Alexa

Evidentemente el tráfico de un sitio web también es tomado en cuenta para medir su éxito. Estos datos se los puede obtener de Google Analytics y servicios como Alexa.

Engagement (ER, redes sociales)

Este KPI mide la relación entre las veces que se muestra una publicación y la cantidad de personas que interactúan con la misma. Se la presenta en porcentaje, dividiendo las interacciones logradas (suma de Me gusta, compartidos, comentarios, etc.) para el alcance.

Por ejemplo, si una publicación la han visto 65000 personas y se han obtenido 1500 Me gusta, compartidos y comentarios; entonces su ER será de 2.30%.

El ‘Engagement rate’ promedio de todo un perfil social es tomado en cuenta para medir su posible eficacia.

Enlaces ‘Do Follow’ y ‘No Follow’

Cuando se crea un enlace se le puede dar una propiedad de tipo ‘Do Follow’, lo que quiere decir que Google lo tomará en cuenta para calcular el ‘PageRank’ del sitio de destino. En cambio, un enlace de tipo ‘No Follow’ no contabilizará ningún punto y, por ende, vivirá solo en su eterna agonía.

¿Cuál es el objeto de un enlace ‘No Follow’ entonces? La relevancia del contenido. Hace varios años se explotaba el sistema PageRank generando enlaces basura y confundiendo a Google en el proceso. Una página que contenía contenido sin valor se podía posicionar muy alto solo en base a sus enlaces entrantes, provenientes casi con seguridad de otros sitios sin valor.

Para dar por terminado esta mala practica Google dio a los editores el poder de determinar si un sitio web valía la pena como para premiarlo con un enlace. Cuando se utiliza el parámetro ‘Do Follow’ en el código HTML del sitio, el mensaje que se está enviando a Google es: “conozco este sitio web y su contenido es muy bueno”; mientras que lo opuesto significa: “conozco que este sitio web existe pero no puedo dar fe de que sea útil”.

En ocasiones hay plataformas donde se comercializan enlaces de los dos tipos, por lo que vale la pena conocer de qué se trata.

¿En dónde se pueden comprar posts o menciones patrocinadas?

Personalmente recomiendo el grupo de Facebook ‘Compra y venta de posts patrocinados y menciones en redes sociales’. La comunidad ForoBeta también es excelente y, finalmente, la plataforma española Publisuites, a pesar de que el soporte a sus usuarios no es su fuerte.

¡Comienza ahora y dale un empujón a tu sitio web! No te olvides de compartir esta nota si te ha resultado útil.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑