14 errores comunes del marketing digital | #5

hotjoint-podcast-accion-digital-con-hotjoint-5-errores-comunes-marketing-digital
  • Ya sea por olvido o porque son subestimados, los principales errores que se cometen en marketing digital están relacionados a sus fundamentos básicos.
  • La agilidad con la que evoluciona la industria hace que los profesionales queden rápidamente desactualizados, provocando errores en sus acciones.
  • Filosofías que irrumpen con fuerza en la actualidad, como el Growth Hacking, permiten evitar algunos errores que se vienen arrastrando por décadas, aunque plantean nuevos retos para los profesionales que las aplican.

El marketing digital está en constante cambio y evolución, por lo que cometer errores no solo es común, sino esperado. Para evitarlos debes mantenerte fiel a los orígenes sin olvidar las nuevas estrategias, tácticas y herramientas a tu disposición. Debes educarte continuamente.

En este episodio de mi podcast “Acción Digital con HotJoint” te recuerdo algunos de los errores que podrías estar cometiendo. Tómalo como un checklist que debes guardar y recurrir eventualmente para asegurarte que no has perdido el enfoque.

No olvides suscribirte a mi podcast en Apple, Google, Spotify y Anchor, es el mejor motivante y te lo agradeceré mucho.

14 errores comunes del marketing digital

Algunos de estos errores parecen obvios, aunque de seguro los cometiste en algún punto. Otros son más modernos, pues vienen de la mano de nuevas tecnologías que en algún punto se convirtieron en estándares. Sea como sea, asegúrate de no cometerlos.

Tu follow es invaluable

Que mi contenido te sea útil es lo que me motiva a seguir creándolo y cuando quieres recibirlo por correo, sé que es así. ¡Únete ahora, somos más de 1.500 personas!

Índice de contenidos

No conocer el valor de tu producto
No conocer a tus clientes
No tener una estructura interna adecuada
Olvidarte de tus clientes existentes
Estancarte en el modelo tradicional de marketing
Subirse a modas
No tener objetivos claros
No establecer KPIs claros
No optimizar tu sitio web para móvil
No etiquetar y medir la conversión de tu sitio web
No usar píxeles de remarketing
No generar contenido
No experimentar
Esperar resultados de la noche a la mañana

No conocer el valor de tu producto

Si bien el concepto de Growth Hacking viene evolucionando desde los 60s, en Latinoamérica y especialmente en Ecuador es una novedad. Esta filosofía de gestión empresarial me encanta y maneja un concepto espectacular: el momento aha o wow.

Este momento es aquel en que el usuario percibe el verdadero valor de un producto. No lo que tú piensas como creador, sino para qué le sirve realmente y por qué lo necesita. Por ejemplo: para Twitter es cuando una persona sigue a mínimo 30 contactos, ahí se demuestra su real valor o su momento aha. Para Yelp, por ejemplo, fue cuando hicieron parte central de su experiencia a los testimonios que dejaban las personas.

No conocer a tus clientes

Los buyer personas o avatars están siendo cada vez más usados en negocios de todo tipo. Te podría parecer extraño porque definir en una hoja de papel las características de tus tipos de clientes es algo que estudias en primer año de marketing, aunque la verdad es que se quedó en las aulas por mucho tiempo. Parecería ser que el boom tecnológico ha emergido la necesidad de crear estos perfiles y usarlos para definir tus campañas y mensajes.

No tener una estructura interna adecuada

“Ahí vemos qué hacemos” – respondió el gerente general de la empresa cuando se le alertó que generar leads sin tener un proceso comercial adecuado no era una buena idea. Por ejemplo: ¿Quién los contactará tras 1 minuto de que hayan llenado un formulario?

Y este es sólo un ejemplo; así hay muchos.

Olvidarte de tus clientes existentes

¿Tienes una web de soporte adecuada? ¿Tus clientes pueden comunicarse contigo fácilmente? ¿Les ofreces contenido exclusivo para que puedan sacarle más provecho a tu producto? Y la más importante: ¿Por qué inviertes tanto esfuerzo en vender más y al mismo tiempo olvidas a tus clientes?

Una vez más, los conceptos de retención y resucitación de usuarios del Growth Hacking son excelentes para solucionar este posible problema. Y esto se hace aún más crítico si tu giro de negocio es B2B.

Estancarte en el modelo tradicional de marketing

Sitúate en los 70s u 80s, cuando el mundo era análogo y para publicitar un producto comprabas espacios en revistas, periódicos y carteleras. La idea era exponerlo a la mayor cantidad de gente y esperar a capturar a unos cuantos.

Cuando la era digital llegó, también lo hicieron las métricas. Ahora se podía medir exactamente cuántas personas vieron un anuncio e interactuaron con él, pero aún así, el modelo es el mismo: comprar espacios y sacar anuncios.

El marketing actual demanda rapidez. La idea es que experimentes poniendo a prueba algunas hipótesis y escales las soluciones que encuentres.

Subirse a modas

¿Cuántos nuevos clientes te trajo tu post en 3D en Facebook o tu nuevo perfil en Snapchat o TikTok? No digo que no experimentes con nuevos formatos y redes, solo que tengas criterio para decidir cuando es realmente adecuado invertir en ellos.

No tener objetivos claros

Antes de leer varios libros sobre el método adecuado para establecer objetivos o cómo Google maneja sus OKRs, detente y hazlo fácil. Enfócate en obtener 1 cliente más al mes, 10 nuevos suscriptores a tu newsletter o 100 visitas más a tu sitio web desde buscadores.

No establecer KPIs claros

Te vas a sorprender: los KPIs también han cambiado y evolucionado. No centres tu atención en métricas de vanidad como número de leads o sesiones, por el contrario, establece indicadores que demuestren valor como el costo promedio para adquirir un cliente (CAC) o el valor promedio de vida útil de un usuario (LTV).

No optimizar tu sitio web para móvil

En sólo unos pocos años la navegación por móvil ha sobrepasado a la navegación por computador en alrededor del 20 puntos. Sí, 6 de cada 4 usuarios visitan y realizan transacciones en sitios web usando su teléfono.

No es raro, entonces, que Google le de tanta prioridad en sus indexaciones a sitios que presenten una adecuada experiencia en móvil, y más aún a aquellos que tengan versiones AMP de sus contenidos.

No etiquetar y medir la conversión de tu sitio web

Este si que es un error muy común y tan necesario de evitar. Saber cuántas personas hicieron clic en un botón o enviaron un formulario es fundamental para entender las tasas de conversión de diversas landing pages.

Estos datos toman aún más valor cuando se los relaciona con las sesiones generadas por campañas de publicidad, tráfico orgánico o envíos de correo electrónico. En esta nota puedes comenzar a entender el proceso de etiquetado fácilmente.

No usar píxeles de remarketing

Lograr que alguien visite tu sitio web requiere de por sí mucho esfuerzo. Si ese usuario nunca regresa entonces todo ese esfuerzo se habrá perdido. Súmale que es bastante difícil que un visitante realice una conversión de valor en su primera visita, por lo que debes persuadirlo a regresar y hacerlo. Estos estímulos son realmente potentes y los lograrás a través del remarketing.

No generar contenido

¿Has navegado por internet últimamente? De seguro te diste cuenta que todo se mueve a través del contenido. Montar un sitio web con una sección de “productos” y otra de “nuestra misión y visión” no te ayuda en nada. Debes generar contenido de valor; de ese que es indexado por Google y te trae visitas.

No experimentar

A este punto ya habrás notado que me encanta y apasiona el Growth Hacking. Esta filosofía va más allá de hacer un par de experimentos, pues en realidad se transforma en un método integral de administración de una organización.

Eso sí, los experimentos forman parte de su core, haciendo que sea ágil. Por ejemplo, podrías medir la variación en la tasa de conversión de un landing page al cambiar su titular. Me imagino que en un par de días podrás tener el resultado y decidir, en base a datos, qué opción es la mejor.

Esperar resultados de la noche a la mañana

Una cosa es que puedas medir en tiempo real el resultado de una campaña y tomar acciones al instante y otra muy distinta que aparezcas en la posición 0 de un SERP. El marketing digital es ágil, pero no rápido. Prepárate para recorrer un camino arduo, lleno de retos y problemas, aunque súper divertido y reconfortante.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s